Advice from an English learner

Learning is one of my favorite things to do; I do it every day, all the time. So when I meet someone who feels the same way, I can’t help but get excited and cheer them on! Last year I got to do that when I coached and taught  a very talented, creative, and driven computer engineer named Karina. I asked her to give other ESL students some advice about learning English and she recorded this video answering these questions:

  1. Why is learning English important to you?
  2. How have you made studying English a part of your daily life?
  3. What are three of the best resources you have used that have made ESL easier for you?
  4. Will you continue studying English in the future?
  5. What advice do you have for other people learning English?

Try answering these questions yourself and feel free to share in the comments.

 

Bilingual children

Raising children in the 21st century is a harrowing task. The media and internet bombard parents with reality TV shows, books about parenting styles, Tweets on trends, blogs with never ending lists of dos and don’ts on how to raise children. Add having your children in a foreign country to the mix and things will never, ever be boring.  Parents living in a country where their native language is not spoken will undoubtedly ask themselves whether or not to teach their children their native language. The myth that teaching children more than one language before entering school is harmful still exists in some monolingual countries but fortunately today there is plenty of research showing that speaking more than one language is beneficial, not to mention the fact that the globalized world we live in needs citizens who speak more than one language.

But, you may ask, how do you go about raising a bilingual child? First, make sure that parents and parental figures that spend the most time with the child or children are all on the same page. The role of family and community is essential in language development. Depending on which language you are teaching your children and what languages are spoken in the country where you live, finding support in your larger community in the form of clubs, schools or religious communities is a great way to start. Larger cities will usually have more cosmopolitan populations but small towns, like Mexico’s San Miguel de Allende, can prove to be the setting for bilingual and bicultural communities.

Secondly, do your homework. What are your motivations for teaching your children your language or whichever language you are choosing? Why is it important to you? Once you have answered that question you’ll be glad to know that learning more than one language is very good for your health. There is a link between neuroplasticity and language acquisition.  Neuroplasticity allows the brain to, among other things, create more gray matter. Which basically means that if you continue to challenge your brain through learning new things, like another language, you are essentially making it stronger and more resistant to illness, even delaying the onset of Alzheimer’s. And with bilinguals aging better than their monolingual counterparts, not only is it a great idea to teach your children to speak your native language but to also to learn other languages as well.

Finally, no parenting blog post would  be complete without a list of tips. These are things that I have learned from raising bilingual children who are at different developmental stages.

  • Exposure: when learning anything, from how to fix a car to dancing salsa, you need to be exposed to it, and it is no different with language.  The predominant language where you live will be the easiest to come by, so it is the second language that you need to expose your children to in a more rigorous manner. A good way to do this, apart from speaking in that language as much as you possibly can, is to expose children to the language through television, movies, books, videos and music. My twelve-year-old son used to watch the same Barney DVD over and over, always in English and I always had to accompany the second viewing with a glass of wine. Thankfully, Netflix has come along to save my younger children from their mother becoming an alcoholic and my two-year old can watch a diverse selection of Barney episodes. A Netflix caveat: if you want your child to watch a children’s show in English, you may have to use adult account settings, since for some strange reason only known to Netflix, children’s accounts will not play in English if the account is not set up in an English speaking country.
  • Repetition: this is actually the golden rule of parenting, any parent can tell you that they repeat themselves constantly, remember your parents asking you “how many times have I told you to…?” When we are learning something new, we need to repeat it and where language is concerned, we can’t repeat ourselves enough.
  • Community: if you are lucky enough to live close to other expat families, take advantage of this and get your kids together with them for playdates as much as you can. Get out there and show your children that other families are doing the same thing as you and that there are other kids who speak more than one language as well. This is particularly helpful in communities that are more insular, enrolling your kids in a bilingual school, though not elemental in raising bilingual children, provides a community of like-minded individuals who want their offspring to speak another language as well.
  • Travel: with small kids and the current economic climate, this might not be an easy or accessible option, but traveling to a country where people speak the language you are teaching your kids is a great way to get them to practice and learn. If international travel is out of the question, look for communities in the country where you live where that language is spoken and take a staycation.

When I was growing up in New York state, I knew a lot of kids whose grandparents spoke other languages but I didn’t know a lot of kids whose parents spoke more than one language. My mother told me that she and my father tried raising me as a multilingual child, since each of them spoke English as a second language.  But at some point, pretty early on in my language development, my father stopped speaking to me in Ukrainian and only spoke to me in English.  My mother, on the other hand, took the term “mother tongue” very much to heart and spoke to and my younger brother in Spanish most of the time.  I now wish my dad had made an effort to teach us Ukrainian. That is why I encourage my children to not just speak English and Spanish but to learn other languages as well. So far we have gone on a Japanese learning spree with Studio Ghibli films (with the audio always set in Japanese), as well as picking up some German with the adorable blue bunny Kikaninchen and friends Junalo. So have some fun, learn new things with the children in your life and let me know how it’s going.

Canta para hablar mejor

Canta para hablar más inglés

 

music1

En 1994, una niña de catorce años cantaba Suave mientras leía con atención la letra impresa en el folleto del casete. Años antes, las letras de las canciones de Francisco Gabilondo Soler fueron sus primeras en español. La adolescente, con detenida atención, imitaba la pronunciación de Luis Miguel, buscando en el diccionario Larousse el significado de palabras que no entendía. Y cuando esa niña cumple diecinueve años, sigue aprendiendo más español con la ayuda de Shakira y sus Pies Descalzos.

 

hqdefault
Música muy noventera: Piez Descalzos

Esa chica era yo y mi aprendizaje del idioma español empezó con la música. Cuando me convertí en madre, seguí el ejemplo con canciones de cuna y hoy en día tengo hijos bilingües. Una de las primeras herramientas pedagógicas, nuestros padres, madres y maestros enseñan con la música y es un aliado invaluable cuando queremos aprender mejor sobre un idioma. Procesamos el lenguaje del lado izquierdo del cerebro, pero la música, del lado derecho. Por esta razón, las personas que han sufrido algún daño al cerebro y no pueden hablar ya, aún pueden cantar. Incluso hay un chico irlandés autista que no puede hablar pero canta. Y los cantantes de ópera aprenden canciones en idiomas extranjeros. Las razones sobran para que empieces a utilizar la música para seguir aprendiendo inglés. Te recomiendo tres tips para hackear tu aprendizaje de idiomas con la música:

 

Elige una canción y repítela todos los días durante 21 días.

Suena un poco OC (obsesivo compulsivo), lo sé, pero la repetición ayudará a pasar toda la información: pronunciación, entonación, vocabulario a tu memoria de largo plazo. En otras palabras, esa canción terminará pegada a ti como una garrapata.

Imprime y copia la letra a mano cada tercer día

Pasamos del lado derecho de tu cerebro al lado izquierdo. A copiar las letras escribiendo a mano, estas inscribiendo la información en tu memoria para siempre.

Canta, aunque no recuerdes toda la letra, canta

Desde el primer día empieza a cantar tu canción. En la bañera, camino a la escuela o al trabajo, esperando en fila, sentado en el WC. Canta para activar el conocimiento.

 

singingshower
¡CANTA!

 

¿No sabes cómo empezar? Empieza con esta lista de doce canciones para pronunciar en inglés y cuéntame como te va.

Ghosting

Ghosting…No es la continuación de Cazafantasmas…pero si es espeluznante.

ghosting

El Internet. Terreno de todo lo raro, trendy y fascinante del mundo moderno. Si eres millennial, seguramente conoces, has hecho o te han hecho ghosting en una situación amorosa. El ghosting es simplemente dejar de contestar los mensajes y de tomar las llamadas de la persona con quien has estado saliendo.

66382481

Pero ¿sabías que los alumnos de inglés también hacen ghosting con su aprendizaje?

Hace algunos años impartía un curso intensivo de inglés de tres meses donde un porcentaje de alumnos simplemente desaparecían.

Este tipo de absentismo también se ve en los cursos en línea donde según algunos investigadores¹el porcentaje de alumnos quienes terminan un curso en línea es inferior al trece por ciento.

Este comportamiento es muy humano. Hay paralelos en la vida cotidiana. ¿Cuántas veces has cumplido con una resolución de año nuevo? O ¿has abandonado una nueva dieta, el dejar de fumar, o ir con frecuencia al gimnasio? Es cierto, en cualquier situación que requiere que cambiamos nuestros hábitos y comportamientos, la tentación de desaparecer, el auto-sabotaje, como es el caso del ghosting, es muy atractivo porque es muy fácil. Nos preguntamos ¿y si no asisto a clase, a la cita con el nutriólogo, o dejo de ir al gimnasio o le pido cigarros a mi amigo “para ya no comprar”? y lo hacemos. Reforzamos conexiones neuronales ya existentes, en otras palabras, hacemos más arraigado el comportamiento que queremos cambiar. Porque cambiar es difícil, más no imposible.

¿Estás listo para dejar de ser un espectro y reaparecer en la vida cumpliendo tus metas? Intenta lo que la ciencia nos dice que funciona:

smartgoals

  1. Reconoce que eres un fantasma. Dilo: me hago auto sabotaje. Acéptalo.
  2. Busca orientación. No tienes que hacerlo solo, busca la orientación de un experto en la enseñanza en inglés.
  3. Haz una lista para crear una estrategia realista. Con la orientación de un experto, piensa en una estrategia para cambiar tus comportamientos. Usa la técnica SMART* para lograr tus metas
  4. Fija metas alcanzables y consigue a alguien que te haga rendir cuentas.
  5. Reconoce y celebrar tus logros. Aunque sea algo tan pequeño como haber leído un artículo y hecho anotaciones, ¡lograste algo y eso merece un dulce, jugar un rato, algo que te haga sentir bien!

Quizás tu estrategia sea algo tan simple como leer un artículo a la semana en inglés sobre un tema que te gusta, anotar las palabras que no conoces, buscar sus significados y revisarlos. O tal vez sea oír un podcast a la semana y repetir palabras que no conoces. Sea lo que sea, tiene que ser algo realista y que funcione para tu vida.  Si tu meta es leer un artículo a la semana encuentra a alguien que quiera hacer eso contigo y sea tu compañer@ de metas. Al tener que rendirle cuentas a alguien más, y esa persona lo haga contigo, es más probable que termines lo que propusiste. Inténtalo y cuéntame que tal.

¿Quieres conocer más sobre cómo puedes lograr tus metas de aprendizaje de inglés? Agenda una consulta conmigo vía Skype visitando la sección de contacto.

*S.M.A.R.T goals (S=specific, significant M=measurable, meaningful, motivational A= agreed upon, actionable, achievable R=realistic, relevant T=time-based, tangible)

¹DROPOUT RATES OF MASSIVE OPEN ONLINE COURSES: BEHAVIOURAL PATTERNS D.F.O.Onah, J.Sinclair , R.Boyatt. The University of Warwick (UNITED KINGDOM) https://www2.warwick.ac.uk/fac/sci/dcs/people/research/csrmaj/daniel_onah_edulearn14.pdf

 

Hablando sin palabras

Hace poco, me encontré en una situación donde una conductora desconocida me pidió que quitara mi auto de donde yo estaba estacionada, que era en la cochera de la casa de un amigo, que estaba conmigo en mi carro en ese momento. Sin entender cuál era la razón por la que esa desconocida, que resultó ser vecina de mi amigo, me pedía que moviera mi carro, mi amigo se bajó para preguntarle. Las cosas rápidamente se pusieron muy desagradables la vecina estacionó su carro al lado del mío y golpeó mi auto con las puertas de su carro, enojándose con mi amigo que le preguntaba porque nos pedía movernos, y terminó agrediendo físicamente a amigo y a mí.

Al reflexionar sobre el evento me pregunto, ¿si yo hubiera saludado con una gran sonrisa a la vecina de mi amigo, hubiera actuado ella de otra manera? Quizás no, ya que después me enteré por mi amigo que ella no se dio cuenta de que era su vecino el que estaba en mi auto y estaba molesta porque ella suele estacionarse en la cochera de él. Pero la pregunta sigue siendo interesante. ¿Qué tanto influye nuestra postura y expresión corporal en nosotros mismos y en los demás?

ugtjfgipn0amk

Seguramente conoces el término “la comunicación no-verbal”. Quiere decir lenguaje sin palabras, o sea, el cuerpo habla. Investigadores de la comunicación han encontrado una correlación entre la postura de una persona y su estado psico-afectivo. Y tiene sentido, si tomamos una postura de confianza, sentiremos confianza. Si cruzamos los brazos, las piernas, nos encorvamos, nos sentiremos cerrados y limitados. Ahora reflexiona en cómo posicionas tu cuerpo al hablar inglés. ¿Cruzas los brazos? ¿Jorobas los hombros? ¿Agachas la cabeza? Es un reto comunicarnos claramente, sin importar el idioma que estamos usando. Y claro, las acciones y el comportamiento de otras personas no depende de nosotros mismos, sino de esa persona. Sin embargo, cómo posicionamos nuestro cuerpo y cómo hablamos si es cuestión de uno mismo.

En su charla de TEDx, Amy Cuddy explica cómo la comunicación no verbal influye en nuestro día a día. La próxima vez que tengas que hablar inglés, intenta algunas de la recomendaciones de Amy Cuddy: Fake it ‘till you make it.

En otras palabras, aunque no lo creas, hazlo. Toma una postura de confianza, usa tu cuerpo para cambiar tu estado de ánimo. Quizás cambiarás las interacciones en tu día a día para bien, hablando con quien sea, en el idioma que sea.

Amy Cuddy: Your Body Language Shapes Who You Are

Quiero un inglés guapo

No, no estoy hablando de un perfil en Tinder ni de alguien buscando un novio inglés.

 

 

tumblr_static_brit
Gorgeous Brits en tumblr.com

Me refiero a las ideas y las expectativas irreales y exageradas sobre el dominio del idioma inglés por personas que lo hablan como segundo idioma.

 

 

Cuando oigo críticas sobre la pronunciación de figuras públicas como el presidente Enrique Peña Nieto o el periodista Joaquín López-Dóriga, reflexiono sobre estas expectativas poco reales. Los estándares que usamos para juzgar la forma de hablar de figuras públicas en un idioma extranjero no son justos y además, nos aplicamos esas expectativas a nosotros mismos y terminamos sintiéndonos frustrados y apenados al querer hablar.  

Es cierto que para cualquier persona con presencia internacional, como los mencionados, comunicarse efectivamente en inglés es importante. Simplemente por el hecho de que su branding personal, suele representar mucho más que a una sola persona. Y es normal querer proyectar la mejor imagen posible. Pero hasta los súper-nerd neurocientíficos de Harvard hablan con acento y ocasionalmente cometen errores de pronunciación. Pero les puedo decir que escuchar a alguien que se esmera en comunicarse en un idioma que no es su lengua materna, ya es un mérito.  (Y a nosotras las súper-nerd, fans de las ciencias cognitivas, maestras de inglés como segundo idioma, nos encanta oírlos).

 

Alvaro Pascual-Leone

 

Marc Anthony cita a Celia Cruz en su video Valió la Pena diciendo “My English is not very good looking.” La frase tipifica el humor positivo, en vez de negativo, relacionado al uso de un idioma extranjero. Demuestra estará consciente de las debilidades existentes pero resalta la actitud de aunque no sea muy guapo, lo voy a usar, es el atrevimiento de usar el idioma. Si, tal vez no es un inglés guapo, pero por lo menos al hablarlo, estamos haciendo el intento. Y al fin y al cabo, de eso de trata.

GoodLookinEnglish
My English is not very good looking.

A lo largo de los años cuando he trabajado con estudiantes de todas las edades, los adultos suelen ser los más inflexibles y penosos al querer mostrar sus habilidades al hablar. Quieren que su inglés sea guapo, en otras palabras, perfecto. Sabemos que el inglés es el idioma que se usa en las empresas a nivel mundial y nos imaginamos que podremos llegar a hablar tan perfecto como un hablante nativo. Esto no es real ni constructivo. Aceptemos que nuestro inglés no seré el más guapo, ni el más perfecto, sino el que siempre podremos mejorar y si tomamos esta perspectiva, estaremos mucho más abiertos a hablar en público, compartir nuestros conocimientos y lanzarnos al mundo cibernético hablando así, tal cual como hablamos. El chiste no es ser el más guapo, el chiste es ser el que usa sus habilidades para no perderlas. Porque al contrario de la belleza, el dominio de un idioma extranjero es cuestión de práctica y de uso. Así que, ¿cómo usarás tu inglés el día de hoy?