Que comienza el 2017: De nuevo en casa

Tengo muchos intereses que me llaman la atención, por eso me identifico como “life-long learner” (una estudiante de por vida), pero los dos temas que unen a mis intereses son la tecnología y la educación. Por eso estudio programación, imparto cursos de Hora de Código y soy voluntaria, a través de la empresa social C Girls Code, en el proyecto de emprendedurismo e innovación con Technovation Challenge México.

Pero pasó algo curioso durante el receso de invierno, cuando publicaba información en Facebook sobre una tienda en línea que estoy administrando con una colega. Terminé de nuevo en casa. Casa siendo la enseñanza por medio de la tecnología. En mi newsfeed de Facebook salió un anuncio para una empresa, un start-up que se llama OkPanda. Me llamó la atención, buscaban maestros de inglés que querían dar clases en línea con estudiantes en Japón y Corea. Pulse “apply now” y me llevó a una aplicación interactiva y amena donde pude demostrar mis conocimientos.

¿Te gustaría trabajar con japoneses? ¡Claro que si!

 

yosukoidancerjapan

Imposible decir no a una cultura que hace festivales de baile como el de Yosakoi

 

 

Hasta ahora, por geografía me he enfocado en estudiantes latinos, que hablan español o portugués. Han sido pocos los alumnos que han sido asiáticos (de hecho creo que solamente he trabajado con una, mi primer estudiante de inglés como segundo idioma cuando trabajé en el Foreign Service Institute recién egresada de la universidad). Pero por eso estudié relaciones internacionales, porque tengo interés en la comunicación entre culturas. Trabajo con ejecutivos brindando consultorías a empresas, y fuera de una clase ocasional por Skype, actualmente todo lo que hago es presencial. Pero la oportunidad de retomar este modelo de enseñanza con tecnología me emociona y me da un poco de nervios: muy al estilo de la estudiante en una escuela nueva que piensa –¿y si no le agrado a nadie?- Me pregunto ¿y si no soy del agrado de mis alumnos?

 

Pero por lo visto el equipo en Ok Panda quieren maestros sumamente exitosos, ya que hay toda una sección en los materiales de capacitación para los maestros sobre cómo trabajar y enseñar a los japoneses. ¡Lo cual me encantó! Como sabemos nosotros los project managers, es elemental conocer a nuestros clientes, nuestros stakeholders, si queremos brindar un servicio de calidad. Es una ley en las empresas y organizaciones educativas. Considera, ¿quisieras que la/el maestra/o de tu hija/o jamás se tomara el tiempo de hablarle o intentar conocerla mejor? Es lo mismo con la educación en empresas y con adultos.

Espero comenzar impartiendo clases esta segunda semana de enero. Los horarios entre Japón y México son muy diferentes; Japón va quince horas adelante de México (o sea, viven en el mañana, ¡literalmente!) Incluso haré un pequeño video introductorio para el uso de la empresa y lo comparto aquí. Cuentame como te pinta este 2017 en los comentarios o en mi página de Facebook.

Nos vemos pronto y como se dice en Japón Ja ne じゃあね

Canta para hablar mejor

Canta para hablar más inglés

 

music1

En 1994, una niña de catorce años cantaba Suave mientras leía con atención la letra impresa en el folleto del casete. Años antes, las letras de las canciones de Francisco Gabilondo Soler fueron sus primeras en español. La adolescente, con detenida atención, imitaba la pronunciación de Luis Miguel, buscando en el diccionario Larousse el significado de palabras que no entendía. Y cuando esa niña cumple diecinueve años, sigue aprendiendo más español con la ayuda de Shakira y sus Pies Descalzos.

 

hqdefault
Música muy noventera: Piez Descalzos

Esa chica era yo y mi aprendizaje del idioma español empezó con la música. Cuando me convertí en madre, seguí el ejemplo con canciones de cuna y hoy en día tengo hijos bilingües. Una de las primeras herramientas pedagógicas, nuestros padres, madres y maestros enseñan con la música y es un aliado invaluable cuando queremos aprender mejor sobre un idioma. Procesamos el lenguaje del lado izquierdo del cerebro, pero la música, del lado derecho. Por esta razón, las personas que han sufrido algún daño al cerebro y no pueden hablar ya, aún pueden cantar. Incluso hay un chico irlandés autista que no puede hablar pero canta. Y los cantantes de ópera aprenden canciones en idiomas extranjeros. Las razones sobran para que empieces a utilizar la música para seguir aprendiendo inglés. Te recomiendo tres tips para hackear tu aprendizaje de idiomas con la música:

 

Elige una canción y repítela todos los días durante 21 días.

Suena un poco OC (obsesivo compulsivo), lo sé, pero la repetición ayudará a pasar toda la información: pronunciación, entonación, vocabulario a tu memoria de largo plazo. En otras palabras, esa canción terminará pegada a ti como una garrapata.

Imprime y copia la letra a mano cada tercer día

Pasamos del lado derecho de tu cerebro al lado izquierdo. A copiar las letras escribiendo a mano, estas inscribiendo la información en tu memoria para siempre.

Canta, aunque no recuerdes toda la letra, canta

Desde el primer día empieza a cantar tu canción. En la bañera, camino a la escuela o al trabajo, esperando en fila, sentado en el WC. Canta para activar el conocimiento.

 

singingshower
¡CANTA!

 

¿No sabes cómo empezar? Empieza con esta lista de doce canciones para pronunciar en inglés y cuéntame como te va.

Confesiones de la maestra de inglés

El trabajo difícil, lo haces tú.

Por Alma M. Rinasz

En la escuela estudié inglés por años pero no salgo de gallito “chicken”, gallina “hen”.

 

kc3bcken_vor_dem_ersten_ausflug
Pollito=chicken. Gallina=hen.

 

Suena muy familiar, ¿no? y seguramente lo has oído antes. La realidad es que ningun@ maestr@, ninguna escuela logrará que hables inglés si no estás consciente de que tú eres quien tiene que hacer el trabajo difícil. Y casi siempre sucede, que cuando alguien me pregunta ¿y tú qué haces? y contestó que soy maestra de inglés como segundo idioma, la conversación se convierte en una lista de quejas como:

 

¡Es que el inglés no se me da!

Necesito mejorar el inglés pero no tengo tiempo.

Estuve en clases de inglés pero soy muy malo/a.

 

loudly-crying-face
¡Es que el inglés no se me da!

 

Las quejas casi siempre tienen que ver con un sentimiento de fracaso. Los estudiantes que piensan así no han podido cumplir con la expectativa, de que si fueran buenos estudiantes, hablarían el inglés como la reina de Inglaterra. Yo culpo a la mercadotecnia engañosa que promete cosas como:

 

Hablas porque hablas.

En 4 meses hablas inglés básico y en 12 lo dominas.

 

Estas promesas podrían tal vez cumplirse bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, hablarás porque no te queda de otra, si te vas a vivir a Inglaterra (donde la reina aprendió inglés, por cierto), y no tienes acceso a personas que hablen tu idioma. Serás como la persona que aprende a nadar cuando es aventado al agua. O que dediques de ocho o diez horas diarias, los siete días de la semana, a practicar las cuatro habilidades de comunicación: leer, hablar, escribir, y comprensión auditiva durante doce meses. Estamos hablando de más de dos mil seiscientos horas de estudio en un año.  Pero la realidad es que esas situaciones no son reales para la mayoría de las personas. Aprender un idioma extranjero es un proceso largo, continuo, de mucha persistencia y constancia. Y la constancia, es decir, repasar el material todos los días, te da mejores resultados que muchas horas de clases concentradas en un día y esparcidas a lo largo de un mes o un año.

 

toaf0rngeg
¡Avientame al agua! Que no se nadar…

 

Lo que muchas escuelas de inglés no quieren que sepas es que no hay una sola receta o forma de aprender un idioma, sino una combinación de prácticas y principios que te pueden ayudar a adquirir un idioma extranjero como es el inglés.

 

Una escuela no hará que hables.

Un maestro no hará que comprendas.

Un examen no comprobará que dominas un idioma de por vida.

 

Todo eso lo haces tú.

El maestro neozelandés, Chris Lonsdale, habla de cinco principios que sirve tener en mente cuando queremos aprender un nuevo idioma, muy aparte de cómo o dónde lo aprendas. Tiene una charla de TEDx que les recomiendo ver, pero en resumen, nos plantea lo siguiente:

  1. Enfócate en un idioma que es relevante para ti.
    Hablar un idioma es una herramienta y las herramientas son útiles para nosotros cuando son relevantes.
  2. Usa este nuevo idioma que estás aprendiendo para comunicarte desde el primer día. Busca la forma de tener que comunicar algo en este nuevo idioma desde el primer día. Aprende a decir cosas como: ¿cómo se dice? ¿cómo se llama?
  3. Comprensión es el primer paso en la adquisición inconsciente. Cuando primero comprendes el mensaje en el idioma extranjero, ya lo estás adquiriendo inconscientemente.
  4. Entrenamiento fisiológico. Imita cómo posicionan los hablantes nativos sus bocas, hablar es un trabajo muscular, trata de copiarlo.
  5. Tu estado emocional importa. Ser tolerante de la ambigüedad, toma tiempo y la frustración es tu peor enemigo. Así que respira y repasa.

Puedo agregar la importancia de conocer cuáles son tus fortalezas y usarlas al momento de practicar el idioma extranjero que estás aprendiendo. Tus debilidades, trabájalas. Si hablas o no el inglés, o cualquier otro idioma, no depende de la escuela, ni de tu maestro o maestra. Depende de ti. Hablar el inglés solamente es una parte de la ecuación del éxito, la parte más importante eres tú.

 

4756023-9778730913-29726
Tú.

 

Web
Si, tú.

 

 

 

 

Engaños y mentiras: lo que no quieren que sepas sobre el inglés

¿Has escuchado esto antes?

Si solamente yo pudiera hablar inglés, podría:

  • Ayudar a mis hijos con la tarea
  • Disfrutar del cine
  • Entender mi música favorita
  • Mejorar mis relaciones interpersonales
  • Mejorar mis calificaciones
  • El éxito será mío
  • Disfrutar de mis viajes
  • Cotizarme mejor como profesionista
  • Ascender en mi trabajo

Es cierto que hablar más de un idioma, en particular el inglés, es una habilidad invaluable. Pero las soluciones que ofrecen algunas empresas o escuelas de idiomas son engañosas. Mira, por ejemplo la página web de una empresa que dice que con “técnicas neurolingüísticas” dominarás el inglés en doce meses. Pero cuando vas la sección de logros (caso de éxito con testimoniales), encuentras que aún no han tomado la molestia de rellenar los campos en su plantilla de Wix (ver imagen). Como una profesionista, con más de diez años capacitando personas en inglés como segundo idioma, no me da nada de confianza. Más bien tiene toda la facha de una empresa con poca seriedad.

Escuela ESL fraude
Paginas engañosas de escuelas de inglés que nada más quieren tu dinero

 

No dejes que te engañen con falsas promesas y mentiras. Aquí les doy cuatro verdades sobre el aprender un idioma extranjero como el inglés que les ayudará a dominarlo:

1.Toma tiempo. Mucho tiempo.

Aprender es un proceso. ¿Acaso naciste sabiendo caminar, correr o andar en bici? Cuando empezamos a aprender sobre un nuevo tema, es muy importante tener esto en mente. El aprendizaje es un proceso de por vida. Al usar una nueva habilidad la estamos haciendo más fuerte. Lo cual me lleva al segundo punto.

2. Repasa. Repite. Y repasa de nuevo.  

El cerebro humano es la biomaquina más compleja que conocemos hasta la fecha. Y el proceso de aprendizaje donde creamos nuevas conexiones entre neuronas depende de experiencias previas o memorias. El aprendizaje se relaciona con la memoria porque requiere del almacenamiento y recuperación de información. Así como la memoria depende del aprendizaje porque el conocimiento establecido de una persona proporciona una estructura sobre la cual nueva información se puede agregar.¹ Es como construir una pared, pones tu nueva aprendizaje, como un ladrillo, sobre otro.

3. Practica. Siempre practica.

Al hacer ejercicio, estamos fortaleciendo nuestros músculos. Pero si hacemos ejercicio una vez al mes, realmente no estamos fortaliendo mucho. Hay que practicar y volver a practicar. La clave del éxito de cualquier meta que nos proponemos es la perseverancia. Entonces tenemos que buscar nuevas maneras de poner en práctica nuestra habilidades del inglés.

4. Busca retos.

Si entras en tu zona de confort, dejarás de aprender cosas nuevas. Esto es igual con el inglés. Busca ambientes donde tendrás que hablar y interactuar con gente que habla inglés como primer idioma pero también quienes lo hablan como segundo idioma. Busca algún amigo por redes sociales en la India o Singapur para practicar. Al ser hablantes no nativos de inglés como tú, tendrán otro acento y costumbres al hablar y podrás aprender un inglés mucho más internacional, retando las habilidades que ya tienes.

Aquí están, cuatro verdades sobre el proceso de aprendizaje de un idioma extranjero. En vez de pasar meses y meses en una escuela de idiomas donde terminarás gastando tu tiempo y dinero en falsas promesas, ¿por qué no las aplicas? Contáctame si quieres trabajar uno a uno sobre tus metas de aprendizaje. Sígueme en Twitter o en Facebook y mandame un mensaje con tus dudas, preguntas o quejas sobre el inglés como segundo idioma.


¹Bates, Susan. Oxford Preparation Course for the TOEFL iBT Exam. Oxford University Press, 2011.