Que comienza el 2017: De nuevo en casa

Tengo muchos intereses que me llaman la atención, por eso me identifico como “life-long learner” (una estudiante de por vida), pero los dos temas que unen a mis intereses son la tecnología y la educación. Por eso estudio programación, imparto cursos de Hora de Código y soy voluntaria, a través de la empresa social C Girls Code, en el proyecto de emprendedurismo e innovación con Technovation Challenge México.

Pero pasó algo curioso durante el receso de invierno, cuando publicaba información en Facebook sobre una tienda en línea que estoy administrando con una colega. Terminé de nuevo en casa. Casa siendo la enseñanza por medio de la tecnología. En mi newsfeed de Facebook salió un anuncio para una empresa, un start-up que se llama OkPanda. Me llamó la atención, buscaban maestros de inglés que querían dar clases en línea con estudiantes en Japón y Corea. Pulse “apply now” y me llevó a una aplicación interactiva y amena donde pude demostrar mis conocimientos.

¿Te gustaría trabajar con japoneses? ¡Claro que si!

 

yosukoidancerjapan

Imposible decir no a una cultura que hace festivales de baile como el de Yosakoi

 

 

Hasta ahora, por geografía me he enfocado en estudiantes latinos, que hablan español o portugués. Han sido pocos los alumnos que han sido asiáticos (de hecho creo que solamente he trabajado con una, mi primer estudiante de inglés como segundo idioma cuando trabajé en el Foreign Service Institute recién egresada de la universidad). Pero por eso estudié relaciones internacionales, porque tengo interés en la comunicación entre culturas. Trabajo con ejecutivos brindando consultorías a empresas, y fuera de una clase ocasional por Skype, actualmente todo lo que hago es presencial. Pero la oportunidad de retomar este modelo de enseñanza con tecnología me emociona y me da un poco de nervios: muy al estilo de la estudiante en una escuela nueva que piensa –¿y si no le agrado a nadie?- Me pregunto ¿y si no soy del agrado de mis alumnos?

 

Pero por lo visto el equipo en Ok Panda quieren maestros sumamente exitosos, ya que hay toda una sección en los materiales de capacitación para los maestros sobre cómo trabajar y enseñar a los japoneses. ¡Lo cual me encantó! Como sabemos nosotros los project managers, es elemental conocer a nuestros clientes, nuestros stakeholders, si queremos brindar un servicio de calidad. Es una ley en las empresas y organizaciones educativas. Considera, ¿quisieras que la/el maestra/o de tu hija/o jamás se tomara el tiempo de hablarle o intentar conocerla mejor? Es lo mismo con la educación en empresas y con adultos.

Espero comenzar impartiendo clases esta segunda semana de enero. Los horarios entre Japón y México son muy diferentes; Japón va quince horas adelante de México (o sea, viven en el mañana, ¡literalmente!) Incluso haré un pequeño video introductorio para el uso de la empresa y lo comparto aquí. Cuentame como te pinta este 2017 en los comentarios o en mi página de Facebook.

Nos vemos pronto y como se dice en Japón Ja ne じゃあね

Metas S.M.A.R.T en tu aprendizaje de inglés

Desde que la humanidad caminó erguida, hemos utilizado nuestra creatividad para ingeniar soluciones. Y cuando los equipos de trabajo multidisciplinarios colaboran, crean productos como Embrace Baby Warmer, una incubadora para bebes prematuros que no requiere de electricidad, puede ser desinfectada fácilmente y tiene un costo de treinta dólares, permitiendo que estos bebés nacidos en países en vías de desarrollo tengan la posibilidad de sobrevivir. Soluciones como estas empiezan con metas muy específicas, con una (o varias) meta S.M.A.R.T.

Según a quién le preguntes en el mundo del desarrollo profesional y del liderazgo, las metas S.M.A.R.T. son muy buenas o no tan buenas (aquí, aquí) Decidí aplicar la rúbrica de una meta S.M.A.R.T al trabajar con clientes. Y lo que vi fue que en el aprendizaje de inglés, una meta S.M.A.R.T puede dar resultados muy satisfactorios, si la sabemos usar correctamente. Se deberá plantear con un plazo corto, por ejemplo, tres meses. El usuario final, en este caso, el estudiante (también conocido como el stakeholder) tiene que ser quien, con la orientación de un coach de aprendizaje (maestro), establezca sus metas.

Por ejemplo, con una gerente de control de calidad en una empresa tech, trabajamos con la siguiente estrategia, tomando la rúbrica de una meta S.M.A.R.T como base.


Strategy/Planning

3 months goals

✅Prepare for English interviews (speaking and listening practice)

✅Increased comfort in communication of technical topics (work related)-prepare a presentation 5-7 minutes on Agile Testing for business people


 

Al final de los tres meses, en la sesión de cierre, la stakeholder (mi alumna) pudo conversar conmigo en inglés sobre cómo se estaba preparando para las entrevistas, sus planes para su estancia en una universidad en los Estados Unidos y cómo iba a seguir mejorando su inglés. Cuando sólo tres meses antes no podía comunicar claramente sus planes para sus próximas vacaciones. Mi alumna alcanzó sus metas, tuvo resultados que pudo medir, y me dio mucho gusto saber que unas semanas después de nuestro cierre, la habían colocado en el nivel intermedio/avanzado en el curso que estaba tomando en una universidad en California.

Puedes crear tus propias metas S.M.A.R.T sin ayuda, aunque la orientación de una profesional de la enseñanza te dará una visión más clara referente a tus propias habilidades y limitaciones. Lo bueno de una meta S.M.A.R.T es que se puede replantear, lograr y volver a crear una nueva. Me encantaría saber cómo fijas y logras tus metas. Cuéntame en los comentarios o mándame un correo por medio de la hoja de contacto.

 

smartgoals
Como establecer una meta S.M.A.R.T.